30 COSAS QUE HACER EN AMSTERDAM

Ámsterdam nos demostró que es mucho más que marihuana despenalizada, prostitución legal y el escenario perfecto para despedir la soltería. Sus canales, sus parques, sus mercados; todo en esta ciudad tiene un aire bohemio y cosmopolita a la vez. Es una de las ciudades más tolerantes que conocimos en dónde el lema es “vive y deja vivir”. Si estás por visitar la capital de los Países Bajos, te invitamos a dejar de lado los estereotipos y a seguir nuestra guía de 30 cosas que hacer en Ámsterdam. ¡No te la pierdas!

1. Recorrer la Plaza Dam, la principal de la ciudad y en donde podés encontrar varios edificios icónicos como el Palacio Real y el National Monument. También es el punto de encuentro de los Free Walking Tour, la mejor opción para tener un primer panorama general de la ciudad.

2. Alquilar una bicicleta, el medio de transporte por excelencia, es una gran opción para transitar la ciudad como un local, recorrer sus callecitas y apreciar los canales y parques desde dos ruedas. Podés alquilarla por 24hs a diez euros. ¡Eso sí, prestá atención porque los holandeses no frenan!

Processed with VSCO with g4 preset

3. Caminar por el Barrio Rojo y asombrarte con sus particulares y controversiales calles. En Ámsterdam la prostitución es legal y es posible encontrar “vidrieras” con mujeres que ofrecen sus servicios sexuales, sin intermediario de por medio. Te recomendamos que vayas al atardecer, en dónde el barrio se tiñe de neón. ¡No se pueden sacar fotos y se pide mucha discreción y respeto hacia las trabajadoras!

4. ¡Asombrarte con la ubicación de la Oude Kerk! El edificio y la iglesia más antigua de la ciudad se encuentra en pleno barrio rojo, ya que en el pasado les vendían el perdón a todos los marineros que pasaban sus días enteros consumiendo los servicios que ofrecía esta zona de Ámsterdam.

5. Visitar la Casa de Anne Frank y revivir la historia que recorrió el mundo. Las habitaciones de la casa están intactas y se vuelve un viaje en el tiempo a la ocupación nazi del siglo pasado.

6. Descansar en Vondelpark y tomarse un respiro de la ciudad en el pulmón verde más grande de Ámsterdam. Tiene lagos, puentecitos y hasta una escultura de Picasso en su interior. ¡Ideal para ir un día soleado y tomarse unos mates!

7. Pasear por el Mercado de las Flores y comprar souvenirs baratos o algún bulbo de los famosos tulipanes holandeses.

8. ¡Aprender cómo se hace una cerveza en la mítica Fábrica de Heineken y terminar el recorrido tomándote una!

9. Recorrer el barrio de Jordaan, nuestro preferido por el aire bohemio y hípster que tiene; está lleno de tienditas y bares para ir a tomar algo!

10. Si te gusta el arte no dejes de visitar el Museumplein, contiene algunos de los museos más importantes de la ciudad como el Rijksmuseum, famoso también por sus jardines que son gratuitos. ¡Nosotras lo visitamos en invierno así que disfrutamos de una pista de patinaje sobre hielo! También te recomendamos el Museo de Van Gogh, la Casa Museo Rembrandt y el Museo Histórico Judío.

11. Recorrer el Jardín Botánico y transitar por tres climas distintos en menos de cinco minutos. Es uno de los más antiguos de Europa y dentro el mismo podés explorar la vegetación del trópico, subtrópico y desierto.

12. ¡Probar las Stroopwafel, galletitas típicas hechas de masa de waffle y caramelo, no vas a poder parar de comerlas!

13. ¡Entrar a un Coffee Shop aunque sea por curiosidad! En estos bares se vende marihuana de manera legal aunque su consumo en las calles no lo es. No suelen vender alcohol pero si podés pedirte un milkshake o algún café si sólo querés vivir la experiencia como espectador. Nuestros recomendados son Abraxas y Amnesia, no tan plagados de turistas pero ubicados en el centro de la ciudad.

14. Pasear por el Mercado de Pulgas de Waterlooplein y llevarte un souvenir único e irrepetible.

15. ¡Salir del circuito turístico e ir a un bar bien local! Te recomendamos la zona de Pijp, por dónde salen los holandeses y muchos de los jóvenes extranjeros que se encuentran viviendo en Ámsterdam.

16. Tomar una cerveza debajo del Molino De Gooyer en la cervecería Brouwerij ‘t IJ. ¡Tiene buenos precios, muchísimos tipos de cervezas y un molino original de 1725 en su techo!

Processed with VSCO with g4 preset

17. ¡Sentir temperaturas bajo cero en el XtraCold Ice Bar y tomarte algo vestido como un esquimal! La barra, las mesas, los asientos y hasta los vasos están completamente hechos de hielo.

18. Almorzar en el Mercado Albert Cyrup, el más grande al aire libre de toda Europa. Es barato, pintoresco y una buena opción para comer al paso. También te recomendamos ir a Foodhallen, un poco más canchero y con opciones más gourmet!

19. Sacarte una foto en el famoso cartel de I AMSTERDAM. ¡Siempre está plagado de turistas pero fuimos antes de las 9 am y conseguimos un spot para nosotras solas!

20. Probar los quesos holandeses y entender por qué tienen tan buena fama. Hay muchas queserías en el centro y todas ofrecen muestras gratis. Si no querés gastar mucho podés ir a los supermercados que tienen opciones infinitas y los precios son mucho más bajos.

21. Salir por una de las zonas más animadas de la ciudad: Leidseplein. Llena de bares, restaurantes y teatros, es la más elegida por los turistas. Si querés ir de compras también es una buena opción porque está llena de locales y tiendas de ropa.

22. Llegar hasta la Estación Central y notar cómo los números del tranvía saltan del 7 al 9. El tranvía 8 era el encargado de deportar a los judíos fuera de la ciudad con destino a distintos campos de concentración y exterminio por lo que, años después, quitaron esa línea en conmemoración a las víctimas del Holocausto.

23. Llegar al Waag (La Casa del Peso) del siglo XV en Nieuwmarkt y (no) agradecerles a los holandeses por haber creado ahí el primer peaje de la historia. ¡Por suerte también crearon el IVA!

Processed with VSCO with g4 preset

24. Hacer un Tour Alternativo para conocer el lado B de la ciudad. Aprendé sobre las casas okupa y las casa flotantes, las leyes holandesas sobre las drogas, sus políticas sociales innovadoras y mucho más.

25. ¡Viajar hasta los Campos de Tulipanes y quedarte con la boca abierta! El más cerca se encuentra a 30 minutos y si viajas de marzo a mayo es un espectáculo que no te podés perder.

26. Encontrar el Patio de Begijnhof y disfrutar de uno de los lugares más pintorescos de la ciudad.

27. Entrar al Shopping Magna Plaza ubicado en el antiguo edificio del correo y admirar la arquitectura del siglo XIX que se conserva intacta.

28. Jugar a ver cuántas casas inclinadas podés descubrir y encontrar la casa más angosta de toda la ciudad. Los edificios se están hundiendo por el suelo pantanoso sobre el que están construidos así que parecen estar reclinados unos sobre otros!

Processed with VSCO with g4 preset

29. ¡Caminar por Kalverstraat, la calle más cara de Holanda! El metro cuadrado sale más de 3000 euros pero ¡no te asustes! hay locales low cost también.

30. Hacer un Tour en barco por los canales que atraviesan toda la ciudad es una buena opción para tener otra perspectiva de la ciudad. ¡Te recomendamos hacerlo al atardecer cuando los puentes iluminados le dan otra atmósfera al lugar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s