20 COSAS QUE HACER EN VIENA

Viena, conocida por sus enormes palacios, tortas y cafés, nos dejó completamente enamoradas. La capital de la música es tan imperial e histórica que, si vas con poco tiempo, te invita a volver – ¡una y otra vez!  

Elegimos este destino para pasar Navidad por su famoso Christmas Market y ¡no pudimos haber elegido mejor época! Acá se respira un espíritu navideño digno de película.

Si estás por visitarla, tené en cuenta que no es nada económica y todo cierra bastante temprano, sobre todo en invierno. ¡Así que tendrás que madrugar para ver todo lo que construyeron los Habsburgo en la capital de su imperio! En este post te dejamos 20 imperdibles para hacer y disfrutar la ciudad al máximo.

1. Visitar el Palacio Schönbrunn, un imprescindible. A esta residencia de verano de la familia imperial la comparan con el palacio de Versalles y es realmente hermosa. Podés elegir entre comprar la entrada con audioguía o hacer la visita guiada, nosotras optamos por la segunda opción y te la recomendamos. Recorrimos todo el palacio y aprendimos mucho de su historia y algunos datos curiosos. Los alucinantes jardines son gratuitos. ¡No dejes de subir a la glorieta para tener una vista privilegiada del palacio!

2. Recorrer la Rinsgtrasee, la avenida circular más importante de la ciudad, ubicada en dónde estaba la antigua muralla. A lo largo del recorrido vas a ver los edificios más famosos de Viena. Si no querés caminar, podés tomar el tranvía 1 ó 2 que realizan distintas paradas en edificios importantes o comprar el ticket del Ring Tram que va brindando información de cada punto de interés. ¡Nosotras te recomendamos la primera opción para cuidar el bolsillo!

3. Contemplar el Ayuntamiento de Viena, uno de los más hermosos que vimos. Si tenes tiempo podes entrar de forma gratuita. Las visitas guiadas son en alemán, pero si no sabes el idioma hay audioguías, gratis también.

Processed with VSCO with g4 preset

4. Visitar el Palacio Hofburg. La antigua residencia de la familia Habsburgo por más de 600 años. Este imponente complejo hoy contiene importantes instituciones como la Biblioteca Nacional, la Escuela Española de Equitación (con sus espectaculares caballos lipizzanos), el Museo Sissi y es la residencia del actual Presidente. La entrada incluye audioguía en español – completa e interesante.

5. Asistir a un espectáculo en la famosa Ópera de Viena.  Seguramente lo creas imposible, pero siempre hay opciones para los viajeros. Si te presentas en la boletería antes de las 18 hs, podrás comprar los boletos a 3 ó 4 euros (dependiendo la ubicación) para ver las obras de pie. ¡Asegurate de ir temprano porque hay mucha gente! Nosotras vimos el Cascanueces por sólo 4 euros y fue una experiencia inolvidable.

bb418d2c-97bb-45f9-bde8-b301b39f42d5.jpg

6. Hacer un Free Walking Tour. Siempre lo hacemos al llegar a un destino nuevo y nos da un pantallazo general de los edificios importantes, la historia y algunos secretos y leyendas de la ciudad.

7. Pasear por los Jardines del Palacio Belvedere y aclaramos los jardines porque del Palacio sólo su queda la estructura. Actualmente alberga un museo de arte. (Si querés ver un auténtico palacio por dentro visitá el Schönbrunn). ¡Prepará la cámara porque la fachada y  los jardines son un excelente background para tu próxima foto de portada!

8. Relajarte en el Stadt Park. El parque de la ciudad se convirtió en nuestro lugar favorito para ir a tomar mate. A pesar de encontrarse en pleno centro, su inmensidad hace que te pierdas entre sus diferentes árboles y plantas y descanses del ruido citadino.

9. Visitar la Catedral San Esteban (Stephansdom). Apenas la veas te va a encantar su techo compuesto por más de 250 mil azulejos y su torre de 137 metros de altura (a la que se puede subir para obtener hermosas vistas de la ciudad). En el interior se encuentran los restos de la mayor parte de la familia Habsburgo. ¡Podés entrar gratis! Para ver las catacumbas, subir a la torre o visitar museo, hay que pagar.

10. Recorrer el Naschmarkt, uno de los mercados más famosos, en el que podés comprar tanto flores como alimentos locales y souvenirs. Está abierto de lunes a sábados (evitá ir este día si no queres chocarte con muchísimos turistas) 

11. Sacarte una foto en la colorida fachada de Hunderwaseerhaus y también entrar al Hundertwasser Village, un pintoresco paseo de compras hecho por el mismo arquitecto.

Processed with VSCO with g4 preset

12. Salir a Tanzcafe Jenseits. Fuimos a este antiguo burdel invitadas por dos amigas vienesas y nos resultó una excelente opción para ir a tomar algo o ir a bailar -¡no esperen música latina o reggaetón!

Processed with VSCO with g4 preset

13. Entrar a la casa y consultorio en el que atendió Sigmund Freud durante más de 30 años. En la visita podrás ver muebles y objetos originales del padre del psicoanálisis y conocer más acerca de su historia y la de su familia. Al finalizar el recorrido encontrarás una biblioteca con libros que podes leer ahí mismo o comprarlos por 2 o 3 euros. ¡Fue, sin dudas, el museo que más disfrutamos y lo recomendamos 100%! 

14. Visitar el MuseumsQuartier. El barrio de los museos es una de las zonas artísticas más grandes del mundo. También podés ir a sus famosos patios llenos de bares y modernos bancos para relajarte, leer un libro o conocer gente nueva. ¡Durante el verano, en este “salón al aire libre”, se organizan festivales, conciertos de música clásica y lecturas! 

15. Tomarse un café en el Café Central, el más antiguo de Viena. Entrar y contemplar su decoración te va a hacer viajar en el tiempo. La atención es excelente, el café y sus tortas son riquísimas y el pianista en vivo le da el toque final. ¡Evitá el horario del desayuno y la merienda porque las filas son eternas! 

16. Si viajás en diciembre vas a ver uno de los Mercados Navideños más hermosos del mundo, situado en la plaza del Ayuntamiento. En sus puestitos podrás comer la comida típica austríaca, comprar souvenirs y vivir el auténtico espíritu navideño. ¡También cuenta con una pista de patinaje sobre hielo para grandes y chicos!

Processed with VSCO with g4 preset

17. Ir de compras a Mariahilfer Strasse. Esta avenida comercial es ideal para recorrer las vidrieras de conocidas marcas y comprarte algo. Tiene más variedad y mejores precios que el resto de las zonas comerciales – aunque no sea la ciudad que te recomendamos para hacer shopping!

18. Probar la Tarta Sacher, la auténtica torta de chocolate vienesa cuya receta original sólo se encuentra en el Café que lleva el mismo nombre. ¡Si sos dulcera, ni lo dudes! 

19. Visitar en Cementerio Central de Viena, en el que podrás encontrar las tumbas de los compositores más increíbles: Beethoven, Brahms, Schubert y los restos de toda la familia Strauss. Nosotras no solemos visitar estas atracciones pero es bastante concurrida por los turistas que eligen Viena.

20. No te podes ir de esta ciudad sin probar un Schnitzel. ¡Te vas a sentir un poco en casa porque son idénticas a nuestras milanesas de carne! Se sirve con distintas guarniciones y si lo acompañas con una cerveza vienesa, mucho mejor. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s