20 COSAS QUE HACER EN MOSCÚ

Con Moscú tenemos una relación amor-odio que nos cuesta bastante explicar. La capital del país más grande del mundo no nos recibió de la mejor manera: 15 grados bajo cero, un tránsito infernal y mucho lenguaje de señas para tratar de hacernos entender. Rusia fue puro aprendizaje y no nos arrepentimos de haberla elegido entre los primeros destinos de nuestra vuelta al mundo. Después de haber estado una semana recorriéndola, terminamos descubriendo lo atrapante que es. Definitivamente le vamos a dar otra chance, ¡pero esta vez en verano! Si estás a punto de embarcarte en este desafío, te contamos 20 cosas que podes hacer en Moscú.

1. Pasear por la increíble Plaza Roja, tanto de día como de noche; el ícono de Moscú reúne los edificios más importantes de la ciudad. Esta plaza es el Km 0 de todas las rutas del país y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ¡como no podía ser de otra manera!

2. Sacarte una foto con la Catedral de San Basilio de fondo. La imagen más famosa de la ciudad se ve diez veces más linda en persona. Encargada por “Iván el terrible”, sus formas y colores te van a dejar sin palabras.

3. Hacer un Free Walking Tour para aprender más sobre esta intrigante ciudad. Lo hicimos en inglés y, aunque costó bastante soportar el frío al aire libre durante tres horas, la guía fue buenísima y muy clara. El punto de encuentro suele ser el Museo Estatal de Historia, un edificio espectacular que ofrece un panorama general de la cultura e historia rusa.

Processed with VSCO with g4 preset

4. Entrar al Mausoleo de Lenin y ver al mismísimo hombre que cambio la historia del Siglo XX. Murió en 1924 y desde ese entonces conservan su cuerpo intacto. Es gratis y podes permanecer dentro no más de medio minuto porque si no los guardias comienzan a echarte.

Processed with VSCO with g4 preset

5. Entrar al Kremlin, el centro del poder político ruso. Dentro de sus altísimas murallas rojas, se encuentran cuatro catedrales, varios museos y la Gran Torre del Campanario de Iván “El Grande”. También es la residencia oficial del Presidente. Si querés recorrerlo completo te puede llevar un día entero. ¡Nosotras seleccionamos lo que más nos interesaba para que no se nos haga tan pesado!

6. Ver el Teatro Bolshói que le da el nombre a la compañía de ballet más famosa del mundo. Cruzando la calle encontrarás el Monumento a Marx, tributo al pensador alemán que inspiró a Lenin.

7. Encontrar a las Siete Hermanas, los rascacielos de Stalin. Están distribuidas por todo el centro de la ciudad y la más famosa es la Universidad de Moscú.

Processed with VSCO with g4 preset

8. Pasear por la Calle Arbat y llevarte una Matrioshka de recuerdo. Hay de muchos tamaños, colores y hasta con cara de personajes famosos. ¡Nosotras casi nos llevamos la de Messi pero nos quedamos sin lugar en la carry on!

9. Descansar en el inmenso Parque Gorki, el preferido de los moscovitas, sobre todo durante los escasos meses de verano. Tiene lagos, pérgolas, pistas de patinajes, restaurantes y bares. Desde el parque podrás cruzar el Río Moscova a través del Puente San Andrés, peatonal y todo vidriado, te va a regalar una gran panorámica de la ciudad.

10. ¡Tomar un helado en el GUM! Sí, un helado con temperaturas bajo cero. El auténtico helado soviético se toma en las “Principales Tiendas Universales” (GUM) creadas en la época comunista. Hoy en día es un gran shopping lleno de locales y tiendas de lujo. ¡Es muy barato y si vas en verano podés tomarte dos!

11. Visitar el Parque de la Victoria y el Museo de la Gran Guerra Patriótica, el nombre que los rusos le dan a la Segunda Guerra Mundial. En la cúpula interna del mismo se proyecta una película que resume la historia de la guerra en unos pocos minutos. ¡Nos pareció bastante subjetiva pero interesante de ver!

12. Dormir en un auténtico monoblock soviético. Gracias a Couchsurfing pudimos vivir la experiencia de vivir unos días en una Jrushchovka, el nombre que llevan los edificios de departamentos prefabricados construidos durante la antigua Unión Soviética. ¡Es una forma de alojarse que nos permite convivir con locales y ahorrar dinero al mismo tiempo!

Processed with VSCO with g4 preset

13. ¡Comer una auténtica Ensalada rusa! La mismísima está por todos lados, como también los Pelmeni, una especie de ravioles rellenos de carne o verduras y los Blinis, crepes dulces o salados. Te recomendamos las cadenas My-My (se pronuncia “Mu Mu”) y Varenichnaya. Ambos tienen buenos precios, comida tipo casera y de buena calidad. También hay lugares como Grabli, que rebajan todo al 50% a partir de las 9 de la noche.

14. Ir al Museo Judío y Centro de la Tolerancia que ofrece un recorrido interactivo por la historia de los judíos rusos haciendo hincapié en la Segunda Guerra Mundial. A  nosotras nos gustó pero no lo pudimos aprovechar al 100% porque muchas de las explicaciones sólo estaban en ruso.

15. Tomar el “Metro más lindo del mundo”. Las estaciones fueron diseñadas por artistas convocados por el Partido Comunista y la primera fue inaugurada en 1935. Las más impresionantes se encuentran en la Línea 5 (de color marrón) que conforma un anillo, así que no importa en qué estación te subas, vas a poder verlas todas. ¡No te olvides de llevar un mapa o descargarte la aplicación porque la mayoría de los carteles sólo están en ruso!

Processed with VSCO with g4 preset

16. Salir a tomar algo por la calle Pyatnitskaya y lograr que te traigan lo que pediste. En la mayoría de los bares los mozos no hablan inglés, ¡así que se vuelve un tanto divertido tratar de hacerte entender! Otra buena opción para salir a la noche es la antigua fábrica abandonada de chocolate Krasny Oktyabr (Octubre Rojo) que se convirtió en el nuevo foco de ocio hípster de la ciudad. Si buscás música latina y cerveza barata, no dejes de ir a Kamchatka, un bar oculto ubicado detrás del Bolshoi.

17. Visitar el Kremlin Izmailovo y sentirte dentro de un cuento. Es un “museo de museos” y alberga el Museo del Chocolate y el Museo del Vodka, entre muchos más. También tiene un mercado con puestos que venden de todo y souvenirs a muy buenos precios. Abre todos los días aunque te recomendamos ir durante el fin de semana cuando se pone más animado y pintoresco.

Processed with VSCO with g4 preset

18. Entrar a los museos más elegidos por los turistas como el Museo de la Cosmonáutica que cuenta sobre el papel de Rusia en el espacio y el Museo Pushkin, dedicado a las artes plásticas. ¡Personalmente decidimos no visitar ninguno pero tienen muy buena reputación!

19. Sacarte una foto con la Catedral de Cristo el Salvador, la iglesia ortodoxa más alta del mundo. ¡Su fachada blanca y sus cúpulas doradas son increíbles! También se puede subir hasta su punto más alto pero sólo reservando con anticipación por Internet.

20. Sentirte en Nueva York en Moscow City, construido por los rusos para competir con Wall Street. Aunque esté lejos de hacerlo, los rascacielos de este nuevo distrito financiero, rompen con la impronta soviética y le dan un aire futurista a la ciudad. Para llegar podés bajarte en la estación Vystavochnaya (línea azul del metro).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s