10 COSAS QUE HACER EN LUGANO

A Lugano llegamos casi por casualidad. Después de pasar una semana en Milán, viajamos a Lago Di Como y nos hospedamos en la casa de un host italiano que cruzaba la frontera todos los días para ir a trabajar a Suiza. ¡Así que decidimos tomarnos un tren y pasar el día en el país vecino! Después de una hora de viaje llegamos a esta ciudad que parece sacada de un cuento. La limpieza, puntualidad y “perfección” que caracteriza a los suizos se notaron desde el minuto cero. Tan hermosa como cara, es el tercer distrito financiero del país pero tiene el encanto de un pueblito. ¡Si querés saber todo lo que podés hacer un día en Lugano, no te pierdas este post!

1. Caminar por la Piazza della Riforma, la principal de la ciudad, está llena de bares, restaurantes y locales; ¡es la zona más concurrida por los turistas!

2. Hacer un pic-nic en el Parco Civico-Ciani, el lugar que más nos gustó de Lugano. Este parque se encuentra a orillas del lago y está lleno de bancos para hacer una pausa o leer un libro. Al final del parque podés encontrar un deck para tomar un poco de Vitamina D. ¡No te pierdas de los cisnes, están por todos lados! El parque también abarca distintos edificios como la Villa Ciani, la Casa del Congreso, el atracadero, el Museo de Historia Natural y la Biblioteca Cantonal.

Processed with VSCO with g4 preset

3. Pasear por la Via Nassa. En la calle más exclusiva de la ciudad se encuentran las marcas más prestigiosas que le dan una atmósfera sofisticada y lujosa. ¡Aunque es prácticamente imposible hacer shopping en esta zona, vale la pena darse una vuelta!

4. Si querés salir del fashion mood y caminar por una calle más “de pueblo”, no te pierdas la Via Pelissa, con un toque más acogedor y llena de locales de comida con banderas suizas en sus puertas.

Processed with VSCO with g4 preset

7. Ir al LAC (Lugano Arte e Cultura) y disfrutar de 2500 metros cuadrados de arte contemporáneo.

5. Subir al Monte Bré y al Monte San Salvatore para tener las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Ambos superan los 900 metros de altura y se los puede subir en funicular. ¡A nosotras nos gustó más San Salvatore porque ofrece una panorámica 360º sobre el lago y se pueden ver los Alpes a lo lejos!

6. Recorrer la ciudad de punta a punta a orillas del Lago Di Lugano. Sin dudas, el lago que le da el nombre a la ciudad es una verdadera postal desde cualquier ángulo que se lo mire.

Processed with VSCO with g4 preset

8. Visitar la Catedral de San Lorenzo. De estilo renacentista, se ubica sobre la Via Cattedrale en una posición estratégica desde dónde también se puede ver toda la ciudad, el lago y los alrededores montañosos.

9. Ver la ciudad desde otra perspectiva dando un paseo en barco. Está claro que no es la opción más barata, pero los precios varían mucho depende la opción que elijas. Podés hacer alguno de los recorridos que ofrece la Sociedad de Navegación del Lago Lugano o incluso comprar el pase de un día y dar una vuelta entera.

10. ¡Despedirse de la ciudad con una imagen que quedará en tu retina grabada para siempre! Al emprender el camino de vuelta, tomamos las escaleras que te llevan a la estación de trenes y frenamos unos minutos para mirar para atrás. ¡La vista es realmente espectacular! Las vías del funicular, el campanario de la Catedral, las casitas pintorescas, el espejo de agua y las montañas detrás: todo encuadrado en una foto mental que no podés dejar de sacar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s